Día mundial de la tierra. 22 de abril

Informe del Martes 25 de abril de 2000

Día Mundial de la Tierra

Conservar y proteger nuestro patrimonio biológico

Frente a la celebracion del Día Mundial de la Tierra, las organizaciones ambientales uruguayas recuerdan la necesidad de proteger y conservar el patrimonio biológico de nuestro país y del planeta. La Red llama la atencion sobre la delicada situación global donde la condicion de todos los ecosistemas esta declinando.

La situación en Uruguay es similar en tanto ya se han perdido varios ambientes de importancia clave para el desarrollo nacional y la protección de nuestras riquezas biológicas. Entre las mayores pérdidas que ha vivido el país en el siglo XX se destacan:

  • la desaparición de importantes áreas de los bañados y humedales sobre la Laguna Merín,
  • la drástica reducción de los bosques nativos en zonas costeras, como los que décadas atrás existían en la costa de Rocha,
  • el aumento de la erosión en varios sitios del país, junto a los primeros síntomas de contaminación de aguas por uso inapropiado de agroquímicos,
  • la falta de un sistema de áreas protegidas para la conservación de ecosistemas claves, como la pradera,
  • crecientes problemas en los ciclos del agua, con una proliferación de canales, diques y represamientos,
  • repetidas denuncias sobre contaminación en ríos y arroyos, y sobre problemas de saneamiento y tratamiento de aguas en innumerables localidades del país,
  • la fragmentación de ecosistemas mayores, como la pradera, por el avance de la forestación.

Frente a este tipo de situación, las organizaciones uruguayas recuerdan la importancia de los recursos naturales tanto desde un punto de vista ecológico como de uno productivo. El correcto funcionamiento de los ambientes naturales asegura la recuperación de los suelos y el mantenimiento del ciclo del agua, y por lo tanto son fundamentales para la producción agrícola y ganadera. Desde la perspectiva ambiental, las especies de fauna y flora allí presentes son parte del patrimonio nacional, y poseen derechos propios a mantener sus ciclos de vida.

Es necesario comprender que nuestra vida, y la marcha productiva del Uruguay, están fuertemente asociadas a la salud del ambiente. Por esas razones, las organizaciones ambientalistas uruguayas llaman a redoblar los esfuerzos para proteger ese patrimonio ecológico, fortaleciendo el papel gubernamental, ampliando la legislación vigente y promoviendo la presencia de las organizaciones ciudadanas y otros actores privados.

Entre las tareas urgentes, la Red Uruguaya Ambientalista recuerda:

  • la reglamentación y puesta en práctica de la nueva ley para la protección de áreas naturales,
  • la promulgación de la ley marco en medio ambiente que regule el nuevo artículo constitucional No 47 dedicado a la protección ambiental,
  • la ampliación de la evaluación del impacto ambiental, asegurando audiencias públicas e incluyendo actividades como la forestal,
  • instalar sistemas de protección efectiva sobre ecosistemas claves actualmente amenazados, en especial los últimos bosques nativos del país (como los observados en la costa atlántica o en los ríos del norte del país),
  • la implantación de correctos sistemas de tratamiento de residuos sólidos urbanos,
  • un esfuerzo redoblado en racionalizar el uso del agua y los programas de represamiento bajo criterios conservacionistas y agropecuarios,
  • incluir la dimensión ambiental en la planificación del desarrollo en el país, a los más altos niveles.

    Red Uruguaya de ONGs Ambientalistas. Canelones 1164. Telfs. 902 2362 y 63.
FUENTE: http://www.chasque.net/chasque/informes/abril-2000/info2000-4-25.htm
INICIO
 
Publicidad
 
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=